LA ILUSIÓN MUEVE MIS PIERNAS
Ternua y mi lluvia
Susana Gómez Castiñeira

07 Mayo 2018

Para una persona como yo, que no es deportista profesional, ni mucho menos, con un número bastante discreto de seguidores en las redes sociales y una repercusión mediática en los medios “de risa”, comparándolo con los jóvenes y talentosos deportistas o los hombres y mujeres “reto” que circulan por las mentes y los “me gusta” de todos nosotros, he de decir con total sinceridad, que es un halago que ciertas personas que trabajan para marcas respetadas por su seriedad y buen hacer apuesten por mí, y de la manera que pueden, contribuyan a hacerme la vida más llevadera.

 

Porque realizar los viajes de aventura deportiva en los que me sumerjo, no es gratis y mucho menos fácil (y hablo ahora mismo del tema económico).

Mi sueldo está dentro de la media nacional, o sea, discreto (a pesar de trabajar en un ayuntamiento). Sin ánimo de quejarme, porque no es esa mi intención, intentar equilibrar sueños y economía familiar es muy difícil.

Por ello, intento solicitar patrocinios, colaboraciones y me mantengo “activa” más o menos en mis redes y mi web, aunque a veces no tenga ni ganas ni tiempo de calidad para ello…

Es complicado, la verdad.

Las marcas quieren un perfil concreto según la tendencia del momento, muchas empresas están ya cansadas de “esos deportistas reto” por la cantidad de gente que hacemos cosas interesantes y eso, y un poquito más, pues te va frenando y ralentizando en esa consecución de ayuda en formato “financiero” que necesito.

El  proyecto ULTREIA EUROPA ha estado viajando por diferentes medios (vía email , en papel o presencialmente) y lo han recibido muchas empresas locales (creo que a nivel nacional es un imposible) y alguna que otra marca deportiva que considero que dirigen sus pasos con una misma idea global del camino que los míos.

¿La respuesta? Pues casi nula, como era de esperar.

Es cierto que algunas marcas han contestado con un no, algo que agradezco enormemente (recibir respuestas, sea cual sea, es de agradecer y es alucinante la cantidad de “no respuestas” que no recibo).

“Las marcas quieren un perfil concreto según la tendencia del momento, muchas empresas están ya cansadas de “esos deportistas reto” por la cantidad de gente que hacemos cosas interesantes”

Y tras toda esta introducción entra TERNUA, porque necesito hoy hablar de ella (en otro momento hablaré de dos marcas más que han apostado por mí a través de la tienda Más Deportes Lanzarote (negocio local, conoce a deportista local y se tira a la piscina uniéndose y colaborando en lo que está en sus manos).

TERNUA, marca de grandes alpinistas y montañeros. Marca que me acompañó en mi viaje a Alaska, marca que me contestó con un no en mi aventura en patinete porque era un tipo de proyecto que no entraba en su ideario. Dijo no, cierto, pero me contestó y me explicó su razón.

En la vida, los pequeños detalles y el respeto hacia las personas, seas quien seas, son importantes.

Chaleco Ternua que me acompaña siempre

En este caso TERNUA, y en concreto la persona con la cual contacto en cada proyecto que les presento, es digna de mención y admiración.

Y TERNUA dijo sí a mi aventura en bici, no tardó demasiado en contestarme y en intentar tramitar todo para darme alguna prenda de las que necesito.

En este caso, TERNUA me protegerá de la lluvia vistiéndome con dos prendas que se adaptan increíblemente a mi viaje, mi bici y mis necesidades.

Tras mi petición exigente de unas prendas de alta calidad y lo más técnicas posibles, recibo dos joyas en forma de chaqueta y pantalón.

Si a eso (y no es hacer la pelota y escribir en plan probadora de prendas) le sumamos que están pensadas y fabricadas para ser innovadoras y para respetar la naturaleza, pues se convierten en prendas vivas y con todo el sentido del mundo (para mí).

El pantalón y la chaqueta que llevaré están fabricadas con materiales reciclados (redes de pesca, pluma reciclada, moquetas de tren, posos de café, algodón y lana reciclada), son compactas, ligeras y super cómodas. Difícil hacerse una composición del contenido de las prendas teniéndolas puestas, pero así es el resultado y mi sensación al tenerlas en mi cuerpo y en movimiento.

Rodaré feliz bajo la lluvia. Lo sé.

TERNUA jamás me ha fallado en ninguna de sus prendas que he utilizado. Y os aseguro que no soy de las que “tratan bien” la ropa…

En mi mundo deportivo y de sueños, en los que viajar cuesta mucho más que dinero, quiero agradecer a los que quieren hacerme el camino más ligero.

Todo suma.

Incluso un no.

Y también un sí.

Y por ello GRACIAS a todos por estar ahora aquí, leyéndome, y a todos los que no están pero me apoyan igualmente.

Sin vosotros, no puedo.