LA ILUSIÓN MUEVE MIS PIERNAS
Papel en blanco
Susana Gómez Castiñeira, España
06 octubre 2017

Me gustaría contarles una historia de un papel en blanco.

Sobre la mesa descansaba impoluto, tranquilo, en soledad.

El paso del tiempo no hacía mella en él, continuaba siendo blanco y ni las pocas horas del día, ni las muchas horas semanales, daban cuerda a su reloj vital, ni para atrás, ni hacia delante.

Pausado, observador.

Con los meses y los años, su textura se hizo ligeramente más áspera. Quizás la quietud, la inanidad y la falta de contenido, lo desvitalizaban.

Él, que creía que permanecer quieto lo haría inmortal, más vivo…

Papel en blanco
Pausado, observador

Continuó pensando que ese estado blanco era el legítimo de un papel intachable…

Y el tiempo.., lo amarilleó, lo hizo tan frágil que el roce de la casualidad lo rompió, una mano lo arrugó y lo lanzó a la papelera.

Destino final de tantos y tantos papeles…

Él, que creía que permanecer quieto lo haría inmortal, más vivo…

Me siento papel, pero no un papel en blanco que quiere permanecer como un cómic de coleccionista: plastificado, intocable, con el fin último de ser admirado sin abrir sus páginas por temor a la contaminación.

Me siento papel, papel que forma una página más de cualquier libro y que se ha llenado de letras, quizás contando aventuras, tragedias, dramas o historias de amor. Poco me importa.

Me siento papel para ser leído y disfrutado. Convertirme en avión si le hiciese falta salir a soñar a la mano que me lanza.

Me siento papel que por error se arruga y se plancha con nerviosismo intentando no perder el contenido escrito.

Papel lleno de todo, de tanto…

Quiero ser papel que pasa de mano en mano para que disfruten de la charla tras la lectura.

Quiero llenarme a rabiar de letras, aunque me cargue de existencia.

Quiero ser papel que se guarde de generación en generación porque deja huella con las letras que cobijo.

 

Me niego ser papel en blanco para permanecer perfecto.

Quiero llenarme de historias.

…de miradas,  de cicatrices, de vida.