Correr 5.
Correr 21.
Correr 42.
Correr 100.
Correr…
¡Cuánto supone retarse para cada una de las distancias que nos propongamos en nuestra vida!

Yo corro en largo.
No me emociona correr en corto. 
Me estresa, me aterroriza.
Exigentes distancias las cortas.., donde acelerar es casi una obligación, un detalle inherente a la carrera…
Rápido sales, rápido bebes, rápido avanzas, rápido acaba…

No me apasionan las distancias cortas…
No las quiero para mi.
No me dan lo que busco.
No he nacido para llegar pronto.
Yo corro para asombrarme, para admirar, para mirar, para respirar sosegadamente, para parar, para saludar, para charlar, para sufrir, para descansar, para gritar , para dormir, para soñar, para contar las estrellas, para curiosear ,… para mirar hacia atrás observando la distancia recorrida…

Mi cuerpo nota kilómetro a kilómetro lo que mis huellas avanzan, pero mi mente siempre me pide más, como si huyese de algo o, mejor dicho, corro intentando alcanzarlo.
Termino mi entreno, mi persecución programada y han sumado muchos kilómetros, parece que admirables por la cantidad  y poco comprendidos por la calidad de los detalles…
Me descalzo, me sumerjo en el mar de mi sirena y respiro mirando hacia el horizonte…
Tranquila.
Tranquila…
La pretemporada ha comenzado.
Está siendo dura y exigente.
Pero yo la transformo en divertida y posible.
Es que.., querido blog.., correr me apasiona.
Mi correr en largo me hace vivir.
Y mi correr tranquilo…me hace sentir…
Mi correr tranquilo.., buscando un café, un amanecer, una luna, una noche sin ella, buscando…
….encontrando…
Mi correr tranquilo..,sin más destino que el que yo desee, convirtiéndome así, en la dueña de mi misma…

Giramos en una órbita.
Y cuando corro .., la órbita la dirijo yo…