Una llama, una chispa, un “remolino” corporal, un brillo en los ojos.
¿Qué es lo que tiene la Ilusión que nos hace ser valientes y soñarla?
Un fuego que hace mover un engranaje…
Un calor que eleva la presión corporal y todo lo revoluciona sin dar tiempo a opinar a la cordura.

“La Ilusión mueve mis piernas” no es el nombre de una web, es darle nombre a un sentimiento común a todos: las ganas de un avance positivo.

No existe una fórmula mágica para poder conseguir alcanzar los sueños, pero sí muchos caminos para ello…
Combinemos la pasión por lo que queremos y hacemos y seamos capaces de dedicarle los esfuerzos necesarios, sin huir de los muros que parezcan, a priori, infranqueables.
Disciplina y esfuerzo…hábitos para ser más eficaces y libres…
Protejámonos de la impaciencia y de las frustraciones…
La Ilusión se merece, por pequeña que parezca, el mayor de los intentos.

Yo, haré girar la rueda de mi ilusión, la chispa ya ha encendido el fuego hace tiempo.
Han llegado contratiempos, alguno de ellos son batalla todavía, pero continuo girando el engranaje de mi sueño porque no serán mis ganas las que lo frenen.
Soñar es relativamente fácil.
Luchar por las ilusiones es un camino mucho más apasionante…

slider 10