LA ILUSIÓN MUEVE MIS PIERNAS

TE QUIERO

Susana Gómez Castiñeira

20 de mayo 2020

Viviendo en calma, sin prisas, muy ocupada, como siempre.

Sin poder parar aún estando quieta  y aunque tenga mi mente en blanco.

Incluso mi blanco.., se mueve.

Vivo en un pueblo tan pequeño y alejado de todo, en una isla dentro de otra isla, que los problemas enormes de allá afuera, en el mundo real, parecen  de otro mundo.

Mundo real…

Días que ven pasar las horas.

Instantes que ocupo reflexionando en lo que se quedó atrás, en lo que tengo dentro, en lo que ocurrirá al abrir mi puerta.

Miedo a otra rutina.

Un paso temeroso cuando salga de casa para vivir otro mundo.

Días azules y llenos de energía.

Aire y sonidos de primavera.

Fotografía by La Ilusión

Aquí, en este pueblo aislado, donde se vive bajo un silencio tranquilo y ensalitrado, con sensación de estar fuera de la dura realidad.

Y siendo bien consciente de lo que tenemos delante, con la incertidumbre de cómo podremos ir saliendo de una situación tan complicada con la dignidad e inteligencia que nos corresponde como especie, los días encerrada pasarán.

«En mi pueblo isla, dentro de otra isla, lo que ocurre allá afuera, parece de otro mundo»

Y se abrirán las puertas.

Y deberemos ser responsables de nuestro papel en el mundo.

Por muy aislada que esté. Que estemos.

Por muy insignificante que nos podamos sentir para aportar soluciones.

Nuestro mundo será mejor con nuestros aciertos y nuestras responsabilidades cumplidas.

Y la suma dará un resultado mucho más favorable para conseguir dejar más esperanza a las nuevas generaciones.

Fotografía by La Ilusión.

Letras para mi día 37.

 

Te quiero, como te quise desde que fui consciente de que existías.

No hay encierro que te nuble.

Nadie ata mis sentimientos, mi pasión por ti.

Abro la puerta y me invitas a correr en tu busca.

Cierro de golpe.

No puedo.

Todavía no.

Pero dentro de mí nada cambia.

El mismo amor, el mismo impulso de quererte, de enredarme en ti.

Estando prisionera continuo adorándote.

Porque vida mía, mis paisajes, mi horizonte, mi todo,

sé que estás en mí y fuera de mí.

Y cuando abran las puertas, nos inundarás con tu aroma, tu aires, con toda tu extensión…

Y ya nadie podrá negarme que lo más importante de la existencia eres tú.

VIDA.