Dibujando pensamientos

Dibujando pensamientos

  Cuatro paredes. Quizás ventanas. Y una puerta. Así vivimos: limitando espacios. Dibujamos casas, desde siempre, trazando un cuadrado (líneas bien cerradas). Sobre él, un triángulo (con vértices de menos de 90 grados) y listo. Ahí nuestra casa. Podemos añadirle...